¿Xi Jinping mantendrá el crecimiento de la economía de China?

Cornelia Mascio
Ottobre 22, 2017

"Qué gran discurso: Aplaude a Xi Jinping" ha sido publicado por el gigante chino del software Tencent, dueño de las redes sociales más utilizadas en el país (la mencionada Weibo y su equivalente para móviles WeChat) así como de muchos vídeojuegos populares en el país.

Los mensajes, que aprecian el liderazgo del PCCh, además del desarrollo socioeconómico y la contribución en el ámbito internacional de China, confían en que el partido llevará al país asiático a la consecución de nuevos éxitos.

Congreso Nacional del Partido comunista chino esta semana, el presidente, Xi Jinping, planteó profundizar el "socialismo chino en una nueva era" y se consolidó a los ojos del mundo como el líder que tiene en sus manos la llave de la globalización, el libre comercio, el cambio climático e incluso la posibilidad de, ante un Estados Unidos inmerso en su propio caos y una Europa sin norte, para reformar el tablero internacional.

Su "pensamiento" podría entrar oficialmente a la carta del PCC al término del congreso, aunque su nombre no aparezca necesariamente de manera explícita. El Gobierno "acabará con las reglas y prácticas que obstaculizan un mercado unificado y una competencia justa, respaldará el desarrollo de firmas privadas y estimulará la vitalidad de todo tipo de entidades mercantiles", dijo Xi, que prometió igualmente abrir más el sector servicios chino a los inversores extranjeros.

La asignación del capital por el mercado -"la inversión"- es la esencia y el factor crucial de la economía capitalista.

"Ha luchado contra la corrupción, evitado una masiva crisis financiera, mantenido el crecimiento económico y aumentado la influencia regional y global". Con un mandato tan firme, y sin aparente sucesor, es posible que también opte por saltarse las normas no escritas sobre la duración del mandato presidencial. Las diferencias son obvias con el átono Hu Jintao, su predecesor y epítome tecnócrata, quien ventilaba sus discursos en hora y media con ortodoxas radiografías de logros, problemas y directrices. La brecha comercial de EEUU con China alcanzó los 34.900 millones de dólares (29.575 millones de euros) el pasado agosto, cerca de un máximo de los dos últimos años. La batalla global por los corazones y cabezas ("hearts and minds") de la especie trasciende, en consecuencia, el monopolio ideológico dogmático (Fukuyama, Huntington) de la narrativa occidental, en busca de un nuevo proyecto civilizatorio global. Sólo Xi y el primer ministro, Li Keqiang, repetirán mandato si se cumplen las leyes no escritas sobre la jubilación forzada.

No es probable que los clanes rivales amparados por los expresidentes tengan suficiente fuerza para oponerse a Xi. Es sabida la influencia que proyectó Jiang durante la década de Hu.

También se espera que se canalicen grandes sumas al plan de Xi Jinping para la creación de carreteras, puertos y otra infraestructura a lo largo de la histórica "ruta de seda" a lo largo de Asia, Europa y África. "Creo que sintió que el sistema se había atascado y que un partido unido y potente era imprescindible para llevar adelante las necesarias reformas", indica Anthony Saich, sinólogo y profesor de Harvard Kennedy School.

Altre relazioniGrafFiotech

Discuti questo articolo

Segui i nostri GIORNALE